Terapias de Duelo y Acompañamiento

JARDINES DE JUAN PABLO, preocupados por dar una atención integral a nuestros clientes que han sufrido la sensible pérdida de un ser querido ha integrado una alianza de colaboración con el Instituto Integral de Tanatología.

Nuestro Personal Operativo y Ventas han sido capacitados por el Instituto Integral de Tanatología con un Taller Especializado Tanatología para brindar una atención con calidez a nuestros clientes y con ello, comprender su duelo así como hacernos parte fundamental de su acompañamiento en el servicio funerario.

TANATOLOGÍA
La tanatología es la disciplina que ayuda a que comprendamos de manera integral el proceso de experimentar una pérdida significativa, como la muerte de un ser querido, algún objeto al que estuvimos vinculados emocionalmente, nuestra salud o cualquier otra cosa importante para nosotros. El término proviene de los vocablos griegos "thanatos" (muerte) y "logos", que puede significar: tratado estudio, palabra, discurso y sentido.

El estudio de la tanatología se desprende básicamente de las investigaciones de Elisabeth Kübler-Ross, doctora en medicina de origen suizo, quien dedicó gran parte de su vida a acompañar enfermos terminales de todas las edades y a consecuencia de esto, observó que la cercanía de la muerte no sólo trae dolor y sufrimiento, sino que también, la oportunidad de aprendizaje para los que aún no es su momento.

La tanatología colabora a que se fortalezca en las personas el sentido de la vida y el concepto de la propia muerte, pues sirve para que asimilemos y comprendamos profundamente la trascendencia de una pérdida. Se basa en el ser humano como un ser único que va a vivir y a morir de la misma manera en la que haya desarrollado su potencial, sus vivencias y la concepción de la vida.

En el transcurso de una vida, se viven muchas pérdidas, como pueden ser: un divorcio, el empleo, un miembro del cuerpo, la partida de los hijos, el robo de pertenencias, bienes materiales a causa de siniestros, etc. Estas situaciones pueden representar una oportunidad de crecimiento emocional y espiritual que sirva como preparación para enfrentar la pérdida más grande, que es la propia vida y todos nuestros apegos.
Fuente: Instituto Integral de Tanatología.
DUELO EN NIÑOS
La pregunta que nos hacemos es, ¿cómo hablar con los niños sobre la muerte? Todo depende de la edad, pero para que el niño entienda qué es la muerte, suele ser útil hacer referencia a los muchos momentos de la vida cotidiana donde la muerte está presente: en la naturaleza, cuando las hojas de los árboles caen sin vida, cuando una mascota muere.

Acompañar a un niño en duelo significa no apartarlo de su realidad, con el pretexto de ahorrarle sufrimiento. Los niños más pequeños, son sensibles a la reacción y el llanto de los adultos, a los cambios en la rutina de la casa, a la ausencia de contacto físico con la persona fallecida, percibe una nueva realidad y se sienten afectados.

Solamente en el caso de muertes repentinas e inesperadas, sería aconsejable, siempre que se pueda y que haya una persona cercana que pueda cuidar al niño, apartarlo durante las primeras horas. El niño puede percibir que los adultos están tristes,
o que lloran y es importante evitar que pueda presenciar escenas desgarradoras de dolor y pérdida de control de los adultos.

Cuándo y cómo dar la noticia. Aunque resulte muy doloroso y difícil hablar de la muerte con el niño, es mejor hacerlo lo antes posible. Pasadas las primeras horas de mayor dramatismo y confusión, buscaremos un momento y un lugar adecuado y le explicaremos lo ocurrido con palabras sencillas y sinceras. Por ejemplo, podemos decirles: "Ha ocurrido algo muy triste. Tu abuela ha muerto. Ya no estará más con nosotros porque ha dejado de vivir".

Para explicarles cómo ocurrió la muerte hay hacerlo conpocas palabras. Por ejemplo: "Ya sabes que ha estado muy muy muy enferma durante mucho tiempo. La enfermedad que tenía le ha causado la muerte " El niño puede tener miedo de morir ante cualquier enfermedad banal, por lo que es importante recalcarles que las personas sólo se mueren cuando están muy muy muy enfermas.

Es caso de accidente, podemos decir que quedó muy muy muy malherido, que los médicos y las enfermeras hicieron lo posible para "arreglar" el cuerpo, pero que, a veces, está tan herido o enfermo que las medicinas no le pueden curar. ¿Qué podemos decirles si nos preguntan por qué? ¿Por qué ha muerto? ¿Por qué a mí? Son preguntas difíciles de responder. No pasa nada por decirles que nosotros tam-
bién nos hacemos las mismas preguntas, o que sencillamente no sabemos la respuesta. Es bueno se sepan que todos los seres tienen que morir algún día y que le ocurre a todo el mundo. Los niños en su fantasía pueden creer que algo que pensaron, dijeron o hicieron causó la muerte. Si un niño dice: "me hubiera gustado ser más bueno con mamá, así ella no habría muerto", debemos decirle con calma pero con firmeza que no ha sido culpa suya.

Es su mundo, la persona que ha muerto sigue comiendo, respirando y existiendo. Los niños se toman todo al pie de la letra. Es mejor decir que esa persona ha muerto, que usar expresiones como "se ha ido", "lo hemos perdido" porque pueden llegar a pensar: ¿y si me pierdo yo y no se volver a casa?" Cuando decimos a un niño que la persona ha desaparecido o "se ha quedado dormido para siempre" ellos mismos pueden temer no poder despertarse. "Se ha marchado de viaje", "Dios se lo ha llevado" Este tipo de expresiones pueden alimentar su miedo a morir o ser abandonados, y crearles más ansiedad y confusión.
BENEFICIOS Y SERVICIOS EN JARDINES DE JUAN PABLO
  • a) La garantía, a través de nuestro personal Operativo-Ventas, que usted y su familia tendrán un trato con calidez humana de acuerdo a los momentos difíciles que estén pasando.
  • b) Como cliente de JARDINES DE JUAN PABLO, dentro de esta alianza con el Instituto Integral de Tanatología se integró en forma mensual para apoyo de quien lo necesite (titular o familiares) y en forma gratuita, una Plática o ConferenciaVivencial sobre el Proceso de Duelo
Mayores informes: servicio.cliente@juanpablo.com.mx
  • Vinculación inmediata y dirigida para hacer atendida por un especialista del Instituto Integral de Tanatología sobre las terapias de Duelo o Acompañamiento.
Atención y acompañamiento profesional a enfermos con diagnóstico grave y/o terminal para dar soporte emocional ante la enfermedad y proximidad de la muerte.
Acompañamiento terapéutico a personas que estén pasando por un proceso de pérdida de un ser querido (adultos, niños y familias).
Atención y acompañamiento a los familiares de personas con enfermedades graves y/o terminales.
Mayores informes: servicio.cliente@juanpablo.com.mx